" Ahí estábamos, mi café, la silla y yo. Di un primer sorbo que calentó mis labios, ¡maldita sea! casi lograba olvidarte por este día si no fuera por ese sabor que fallidamente intentaba imitar a tus besos por la mañana. "
" Necesito morirme …
aunque sea un rato. "
" A mi me llueve y para ti ya salió el sol. "
" Y así de sencillo, me di cuenta que sólo me querías cuando tú querías. "
" Me harté de ti, del desorden que provocas en mi vida. Me harté de tus mentiras, de que llegues y te vayas, de que te quedes a medias, de que no estés a mi lado. Me harté de ser de ti sólo cuando tienes ganas y de contener las mías porque «estás muy confundido». Me harté de tus fantasmas, me harté de tus olvidos, me harté de un amor que sólo fue siempre mío. "
" Aprendí a amar sus errores, sus defectos y sus cicatrices, aprendí a amar cada parte rota que ella tenía, aprendí a amar su cabellera alborotada, sus kilos de más y su terrible humor durante la menstruación. Aprendí que para amar sus virtudes necesitaba primero aprender a amar sus defectos. Aprendí todo esto porque ella lo valía todo. Lo aprendí porque ella me enseñó que también alguien me podía amar a mí. "